Estatua de la libertad

estatua-de-la-libertad

El ómnibus pasará también por un pequeño enclave finlandés pegado a Harlem y una especie de barrio satélite de Little Italy, para llegar finalmente a WASHINGTON HEIGHTS. Como ya no llueve usted podrá disfrutar del parque que rodea al claustro y de la vista del George Washington Bridge que une Manhattan con New Jersey (donde, entre paréntesis, se radican los uruguayos, en Elizabeth, porejemplo). Tras visitar el Museo rápidamente y comer un sandwich, porque la cultura da hambre, habrá que tomar otro ómnibus, que a lo largo de todo Manhattan lo transportará al Sector Financiero de WALL STREET. En un recorrido étnico, pasará por la colonia húngara de la calle 48, los armenios de la 30, los sirios de Washington Street (en elVillage) LittleItaly, Chinatown y finalmente los griegos cerca de Battery Park.
Bien. Luego de tanto estar sentado, sin duda estará deseando caminar un
poco, así que recorra el sector financiero al azar (Broad Street, Wall Street, la Bolsa,etc). Descienda por Wall Street hasta el muelle (sobre el EastRiver) y camine en dirección al puente de Brooklyn a través de SOUTH STREET SEAPORT, una zona de moda, con comercios, galerías y restaurantes. Como usted ya almorzó su sandwich, absténgase de entrar y regrese nuevamente por el muelle hasta Battery Park desde donde salen los vapores hacia la ESTATUA DE LA LIBERTAD.
También hay unos vapores que hacen unaespeciede pequeño crucero alrededor de Manhattan pero demoran unas cuantas horas (y usted naturalmente, no tiene tiempo) y por otra parte la vista más hermosa coincida con la que usted va a disfrutar cuando cruce en el económico vapor que lo va a llevar a la Estatua. Así que: nada de cruceros. La perspectiva de Manhattan vista desde el vapor es alucinante de verdad. Por ahí alguien le señalará el edificio donde los bisabuelos de los actuales oficiales de inmigración manoseaban a los bisabuelos de los millonarios con los que usted se codeó por Wall Street.
-Kennedy ¿comprende?… Kennedy carne here… Poor…pobre…now millonario…mucho dólar…from Irlanda…
Porque así como los europeos fantasean con duques y marqueses aunque tengan la hoz y el martillo tatuados sobre el pecho, los americanos idolatran a los millonarios que se hicieron de la nada.
Bien. Ahora usted llegó a la isla, dé una vuelta alrededor de la estatua, mire nuevamente Manhattan, cómase otro sandwich y absténgase de subir las interminables escaleras que recorren las viseras de la dama en cuestión, porque la vista desde arriba es la misma que desde abajo, pero peor.

Comentarios

Dejar un Comentario