El escorial

escorial2

Pronto verá aparecer carteles indicando el desvío para El Escorial. Hágales caso y ubiqúese en la senda adecuada. Como regla general en Europa, respete religiosamente las señales. El conductor europeo aunque esté atravesando el Desierto de Sahara sin siquiera un triste camello a la vista, ante una señal de STOP se detendrá en seco como si ante él se abrieran las profundidades del Averno. Usted haga otro tanto, porque no quiera saber lo que le puede pasar si un inspector lo llega a pillar en ese tipo de infracción.
A 11 km. de la autopista (unos 49 en total desde el Km. 0 de la Puerta del Sol), se encuentra el poblado de San Lorenzo de El Escorial ubicado a más de 1000 metros de altura sobre las estribaciones de la Sierra de Guadarrama. Se trata de un agradable pueblito con una densidad de restaurantes explicable por los millares de turistas que atrae el lúgubre Monasterio y por hecho de que muchos de ellos (por carecer de esta guía) ignoran que El Escorial cierra entre las 12:30 y las 15 horas.
Pero ciertamente ese no es su caso, y si siguió mi consejo, siendo las 10 de la mañana, ya estarán en la cola para iniciar la visita guiada del gigantesco conjunto (1200 puertas, 2600 ventanas, etc.. etc.) que comprende además del Monasterio, un palacio y un panteón real, todo edificado en 21 años (de ahí su rara coherencia arquitectónica) a partir de 1563 por orden de Felipe II para celebrar su victoria sobre los franceses el día de San Lorenzo.
Para apreciar la ocurrencia un tanto surrealista de edificar el Monasterio sobre una planta en forma de parrilla (para conmemorar el martirio de San Lorenzo) habría que ver El Escorial desde un helicóptero, o, en su defecto trasladarse unos 7 Km. hastael lugar conocido como la Silla de Felipe II desde donde se domina todo el conjunto de El Escorial.

Comentarios

Dejar un Comentario