Segovia

segoviavistagenacued

Segovia es una pequeña ciudad (alrededor de 50.000 habitantes) que tiene el raro privilegio de haber florecido a lo largo de dos milenios con altibajos, pero habiendo conservado monumentos importantes de sus momentos de auge.
Si los romanos, en lugar del majestuoso acueducto aún en uso, hubiesen dejado algún templo, probablemente hubiese sido arrasado para mayor gloria del Dios único, y sus mármoles utilizadosen alguna iglesia. Si los templos románicos en lugar de su humilde encanto se hubieran destacado por su riqueza, posiblemente habrían sido vendidos a los yanquis en momentos de apretura. Si el Alcázar no hubiese sido levantado en su privilegiada situación, seguramente sólo quedarían de el la sus fundaciones, en el mejor de los casos o en el peor un Hotel Hilton para mayor gloria de los turistas del Primer Mundo. Por otra parte la ubicación de la ciudad antigua sobre un promontorio rocoso lejos de cualquier cosa parecida a una playa, la salvó del peor de los peligros: la avaricia inmobiliaria que se nutre de los nórdicos hambrientos de sol y agua. Felizmente, los madrileños que sueñan con tener una vivienda de alternativa en Segovia, prefieren una casa antigua reciclada.
De la ruta 603 se accede a la ciudad por la calle de José Zorrilla la cual, tras pasar al costado de la Academia de Artillería (antiguo Convento de San Francisco, s. XIII) desemboca en la animada Plaza de Azoguejo, recostada al famoso viaducto romano construido en la época de Trajano.
Estacione el auto bajo los arcos del ACUEDUCTO, uno de los monumentos romanos mejor conservados y que aún sigue funcionando, trayendo el agua de Fuente fría, gracias a 128 arcos que salvan una distancia de 813 metros, con una altura máxima de 28 metros (arcos superpuestos) sobre la Plaza del Azoguejo.
Bajen del auto, recuerden que las piedras están tan perfectamente unidas que han resistido todos estos siglos sin mortero ni cemento. Luego piense en la azotea de su casa con sus fisuras y obtenga de todo ello una pesimista pero justa impresión sobre la ¿evolución? de la raza humana en general y la de los constructores en particular.

Comentarios

Dejar un Comentario