Turismo Segovia

iglesia

Bien. Un poco más adelante, a la izquierda se pasa por la casa de Aspiroz, un viejo palacio mudejar con torre (s. XIV). Siguiendo se desemboca en la Plaza de las Sirenas (o Plaza San Martín) en el corazón del antiguo barrio de los nobles, uno de los sitios más simpáticos de Segovia con sus terrazas y su
fuente. La IGLESIA DE SAN MARTÍN es del siglo XII y presenta una original galería exterior sobre tres de sus lados.
Al Este de la Plaza se levanta la casa del Marqués de Lozoya con una torre del siglo XIV.
Por ahí se asoma también la casa de Juan Bravo, jefe de los Comuneros (la casa con galería bajo el
techo), quien llevó a la tumba el secreto de si perdió la vida por defender sus ideales contra el absolutismo de Carlos V, o por defender su patrimonio contra sus impuestos. De todos modos es un héroe para muchas víctimas de la codicia impositiva del estado.
Al norte se eleva la vieja Prisión (edificio del siglo XVII). Poco después de la Plaza, la calle de Juan Bravo se bif’urca. Si ustedes toman (¡tomen!) por la que sale a la izquierda, llamada de la Vieja Judería, podrán vera la antigua sinagoga de estilo morisco, disfrazada de Iglesia católica (lade Corpus Christi). La sinagoga presidiad laberinto de callejuelas que constituía la populosa judería de Segovia, algunas de cuyas casas tras una apariencia prudentemente humilde ocultaban un interior más opulento.
Rodeando el ábside de la Catedral, se desemboca en la Plaza de Franco (ex Plaza Mayor) con un plúmbeo Ayuntamiento típico del siglo XVII.

Comentarios

Dejar un Comentario