Plano toledo

santo_tome

Luego de haber observado con indiferencia el Ayuntamiento del siglo XVII, con su repetida fachada clásica, el Palacio Arzobispal y el Tribunal igualmente anodinos, todos
bostezando sobre la Plaza del Ayuntamiento, tomen por la calle de Trinidad hasta la IGLESIA DE SANTO TOMÉ. Esta iglesia del siglo XIV con una bella torre mudejar, es más conocida por albergar “El entierro del Conde de Orgaz” que El Greco pintara en 1584.
El cuadro, además de sus valores plásticos, es un verdadero “quién es quién” de la época (aparecen los dos Covarrubias, el propio El Greco, etc. entre los personajes). Para entrar se paga, como en otros muchos lados que no le previne específicamente para no amargarlo. Pero ya se lo haré notar cuando decidamos sobre qué y a dónde van a cenar. Contorneen la Iglesia por la calle Taller del Moro hasta
la Plaza del Conde sobre el que se abre el PALACIO DE LOS CONDES DE FUENSALIDA del siglo XV.
Se puede visitar el patio y el cuarto con techo artesonado y tapicería flamenca donde murió Isabel, la mujer de Carlos Quinto de parto. Pegado al Palacio está el Taller del Moro, antiguo palacio de los Ayala, más tarde utilizado como taller para las obras de mármol y tallado en general de la Catedral.
La decoración que aún queda es de estilo mudejar y los estucos son típicos del estilo almohade, así como lo son las pequeñas ventanas en forma de herradura.

Comentarios

Dejar un Comentario