Venecia, la ciudad de los enamorados

En fin. Por ahora ustedes no han visto nada que los prepare para las maravillas que les esperan: tan sólo un triste área fabril de chimeneas humeantes y fábricas de aspecto desolador en Mestre. Pero aún así, eso no explica su aspecto avinagrado ¿Qué les ha pasado? ¡ Ah! ¿Discutieron? Bueno. Su suegra no es la Madre Teresa de Calcutta pero es la madre de su señora. Usted no debería haber dicho eso. De cualquier modo Venecia es la ciudad de los enamorados, así que le será fácil hacer las paces y.
¡Ah Pero miren allí! ¿.No ven a ese señor de aspecto sonriente que lleva en la mano un cartel con su (de ustedes) nombre , Sorprendidos eh Bueno Acerquense y dense a conocer El les dira que se llama Michelangelo pero lo dicen Michelangioloo Angelo como el grande escultor, vieron la Pieta en San Pietro?, ¿Bello no?
Mientras les lleva las valijas Si Puede dejar que lo ayude con las valijas Michelangelo es un guia profesional Por otra parte usted deberia haber aprendido que el peor momento para pelearse con su mujer es a la salida o llegada a una ciudad En esas ocasiones ella se adelanta con su ofensa a cuestas y lo deja a usted con todo el equipaje
Mientras llegan al vaporetto. Angelo les va acontar lo del turco que trató de dañar a la Pietá con una indignación que no sería mayor si hubiese sido él quien la esculpió
No. Claro que no era un turco. Pero para los venecianos los extranjeros malos suelen ser turcos en forma algo genérica Del mismo modo en Turquía (después del pillaje de Constantinopla. claro) el hombre de la bolsa con el que se asusta a los pequeños es un italiano Todo es según como se mire
Instalados sobre el vaporetto trate de limar asperezas lo cual entiendo que es difícil ya que Angelo no ha parado de hablar ni un instante El pertenece a esa raza de guías que llevan la profesión en el alma Seguramente si estuviera en la barca de Caronte rumbo al Averno, igual estaría describiendo con entusiasmo las particularidades del lugar a sus futuros colegas de asador
Gondoleros gondolieri antes eran muchos 10000 góndolas ahora solo 500 les dirá mostrando a uno de esos gondoleros disfrazados de gondoleros peroque en realidad son sus viejos conocidos los taximetristas de estación, igualmente ávidos por desplumarlo
Attenzione . eh ¡Attenzione! Caro carissimo- les dirá seña lando a una de esas elegantes em barcaciones que conservan el luto que les impuso hace 100 años un decreto senatorial. A pesar de que, razonablemente la palabra góndola pudiera originarse del latin cymbula (barquito). los especialistas insisten en atri buirlo al griego kondi. Lo cual como kondi suena a cualquier cosa menos a góndola y además significa valva de molusco cosa que, a priori y sin conocer a fondo la apasionante anatomía de esos bichos, no parece muy afín a la elegante forma de las góndolas, vendría a demostrar que los fi lólogos son todos locos. Claro que los desvelos de Angelo por preservar su economía de los embates de sus compatriotas pueden tal vez no ser completamente desinteresados. Y mientras les explica que las góndolas están hechas de 280 piezas distintas construidas a mano y que pesan 585 kilos, de pronto dejará deslizar alguna velada promesa de pasarlos a buscar luego…
“Para visitar a mi hermano en Murano… Así ven una verdadera casa veneciana. No para turistas…
Y aunque usted no lo crea, casualmente el hermano de Angelo se dedica a la venta de cristales…
…”solamente para amigos de Angelo. Mucho, mucho, mucho más barato que negocios para turistas. Obras de arte ¿eh?… Maravillas…”.
Bien. Aprovechen el viaje para ir viendo lo que Angelo les está indicando.

Comentarios

Dejar un Comentario