Venecia plaza san marco

En esa época el Gobierno se había dedicado de lleno a embellecer la ciudad. Se habían eliminado de la Plaza las letrinas donde “‘cada uno andaba licenciosamente a hacer porquerías” aunque es bastante difícil imaginarse que otra actividad se podía desarrollar allí. Se ubicaron los Moros sobre la torre del Reloj y se colocaron los tres estandartes de bronce, obra de Alessandro Leopardi.
Al otro lado de la Piazza, sobre el costado oriental, se elevan las PROCURATIE NUOVE construidas 100 años más tarde. Se continúan en ángulo recto, con la LIBRERÍA VECCHIA que enfrenta al Palacio Ducal, formando con éste la PIAZZETTA DE SAN MARCO.
La Librería es una típica obra del arquitecto florentino Sansovino realizado con lujo de columnas y estatuas luego de haber hecho despejar el lugar de las tienda, merenderos y urinarios que la adornaban. Sansovino quien había huido de Roma en 1527, no tuvo tiempo de hacer otro tanto de Venecia, de modo que fue encarcelado cuando una de las bóvedas de la Librería se desplomó. Luego de pasar dos años cavilando sobre las injusticias de la vida, recuperó su libertad y su posición y pudo continuar llenando Venecia de más arcadas y estatuas. A través de la Puerta de las Cariátides se accede a la Sala Sansovino con el techo decorado por Veronese. Allí se expone entre otras joyas bibliográficas, el famoso Breviario Grimani (Escuela Flamenca, siglo XV). Continuando, a la izquierda, sobre el Canal se levanta el Palacio de la Moneda donde se acuñaba el cequí, el famoso ducado de oro veneciano.
Los dos edificios de las Procuratie están unidas por el ALA NAPOLEÓNICA construido con un dudoso gusto por Napoleón luego de haber hecho demoler la Iglesia de San Giminiano. Al no colocar, prudentemente, su estatua en el lugar reservado en el nicho central, evitó que la misma fuese derribada. Cosa que hubiese sucedido prontamente, dada su escasa popularidad entre los venecianos

Comentarios

Dejar un Comentario