ALREDEDORES DE PARÍS

ALREDEDORES DE PARÍS
En cuanto a los alrededores de París, hay algunos lugares que son realmente magníficos como CHARTRES, CHANTILLY o FONTAINEBLEAU, sin hablar de los CASTILLOS DEL LOIRE, pero.
…pero, lamentablemente, (para utilizar una imagen económico-floral) ustedes están más secos que una tuna. En cuanto a su tarjeta de Crédito, se ruboriza cada vez que la tocan. Por otra parte se han excedido de los días que tenían dispuestos para Europa, por más que, cuando llamó a su oficina para avisar que se iba aquedar otra semanita, lo tranquil izaron con algo como: “…pero sí, loco, quédate no más… aprovecha que aquí todo marcha bárbaro. El muchacho que quedó en tu lugar es un crack… Hasta preparó un programa nuevo para la computadora…”.
Aún más inquietante fue laconversación con su hijo quien, luego de asegurarles también que todo estaba maravi 1 losamen-te bien, de paso y como al descuido les preguntó el lugar donde se guardaba la Póliza contra Incendios de la casa, y el del Seguro del auto…
En fin. Pienso que lo más sano será que regresen al hotel, y en el camino se compren una baguette y una lata de paté para prepararse una romántica cena íntima mientras intentan hacer las valijas.
Viendo ese Monte Everest de cosas que intentan comprimir en su valija, se me ocurren dos cosas.
1) Aunque yo no les dejé ni un segundo libre para evitarles la tentación de las compras, no me sorprendería que hubieran sacrificado algún maravilloso monumento para despilfarrar su inexistente capital en algo seguramente superfluo. En ese supuesto caso, espero que hayan tenido la precaución de guardar la boleta de compra porque exite la posibilidad de que se les devuel vael impuesto correspondiente al salir de Francia.
2) ¿Ustedes saben cuánto cuesta el kilogramo de exceso de equipaje?
Como reflexión final les recuerdo que al final de la guía están las hojas que hemos dejado prudentemente para sus anotaciones. O sea que si se dejan llevar por su mal carácter e intentan tirar la guía por la ventana perderán inevitablemente esos irrecuperables datos personales.
Considerando quede su viaje aéreo aun les separa un frugal desayuno y un casi etéreo almuerzo, les aconsejoque, antes de elegirel asientoenel avión, averigüen de qué lado comienzan a servir la cena.

Comentarios

Dejar un Comentario