Los Chulengos, un refugio al pie de los Andes

Los Chulengos, un refugio al pie de los Andes:
Los mejores paisajes de Mendoza son los valles cercanos a las montañas y la alta montaña; puedes disfrutar de estos atractivos en una travesía partiendo desde las faldas de los Andes y llegar hasta los glaciares de las montañas, sin necesidad de ser un atleta.
A una hora y media al oeste de la ciudad de Mendoza, atravesando el valle petrolero de San José en Tupungato, llegarás a Los Chulengos, una pequeña y acogedora estancia campestre que ofrece a los turistas distintas actividades que van desde un paseo de un día acompañado por una comida criolla argentina, hasta expediciones de cinco días a las montañas durante el verano austral (del 15 de

Mendoza, ciudad con sabor provincial

Mendoza, ciudad con sabor provincial:
Es una ciudad apacible, con baja densidad poblacional y constructiva fundada el 2 de marzo de 1561 por el español Pedro del Castillo. La arquitectura caracterizada por pequeños edificios, la distribución urbana bien trazada, las acequias revestidas de piedra de río que recorren las calles y los 27 parques y plazas le dan un aire provincial a esta peculiar ciudad que se te antojará recorrer a pie.
Esta ciudad nació en una zona desértica, sus habitantes forestaron artificialmente la zona y eliminaron el espinal autóctono; la escasez de lluvia obligó a realizar un sistema de riego y captación del agua de deshielo de los Andes que llega a la ciudad por el río Mendoza, que nace a 2,400 metros sobre el nivel del mar. A base de trabajo, la ciudad se convirtió en un oasis dentro del desierto.
Mendoza tuvo que ser reconstruida después de que un terremoto en 1861 la devastara por completo; más de 4,500 de sus 11 mil habitantes perdieron la vida por el terremoto y las epidemias que acarreó esta desgracia. Los restos del templo de San Francisco, que está a unos pasos de la Plaza Pedro del Castillo, lugar fundacional de la ciudad, es el único vestigio que queda de la antigua ciudad que volvió a ser reconstruida en 1863; en calles aledañas a esta plaza todavía se observan modestas casas de adobe del siglo XIX. Asimismo, esta ciudad te ofrece todas las comodidades y servicios de una gran metrópoli, hoteles-casino de gran lujo como el recientemente inaugurado Park Hyatt Mendoza, de fachada estilo neoclásico y decoración minimalista que se ha convertido en el centro de atracción mendocino.
Al ser reconstruida, la ciudad cambió su fisonomía, y de una plaza central con calles angostas y veredas surgió una nueva Mendoza, con amplias plazas, arboledas y avenidas espaciosas. Así, la Plaza Independencia rodeada por cuatro plazas menores llamadas Italia, Chile, San Martín y España son el centro de la nueva Mendoza y han marcado su trazo urbanístico. Hasta la fecha el edificio de mayor altura tiene solamente 12 pisos.
La vida comercial y social se desarrolla en los alrededores de la Plaza Independencia; en las calles aledañas a estos lugares verás un sinnúmero de tiendas de todo tipo en las que podrás encontrar artesanías, vinos argentinos, ropa u otros artículos. La avenida San Martín, junto con la Peatonal Sarmiento, calle ocupada por tiendas y cafés al aire libre, marcan el kilómetro 0 de Mendoza.
Uno de los sitios más relevantes en la ciudad es el inmenso Parque General San Martín, el principal pulmón de la ciudad creado a finales del siglo XIX en un terreno de 420 hectáreas donde fueron plantados más de 60 mil árboles. Este sitio es muy visitado por los mendocinos, sobre todo los fines de semana; permanece abierto todo el día, pero en la noche se vuelve inseguro. En su interior se halla el estadio provincial de fútbol Islas Malvinas, la Universidad Nacional de Cuyo, un velódromo, un jardín zoológico, campos de golf, canchas de tenis, el club Mendoza de regatas, un club de gimnasia y esgrima. Asimismo, en este espacio verás el cerro de La Gloria, donde se levanta el monumento a San Martín y al ejército de los Andes y, en sus faldas, el Teatro Griego al aire libre con capacidad para 25 mil personas, sitio en el que se llevan a cabo las principales festividades de la Fiesta de la Vendimia realizada en el mes de marzo, festejos a los que asisten más de 50 mil personas.

Viaje a Esquel, Argentina

LA HOYA.
Esquel, Argentina:

A 15 km de la ciudad de Esquel, este destino puede ser visto como el más austral de la región de los Lagos o como el que está más al norte de la Patagonia argentina. Su ubicación privilegiada hace que sea uno de los centros con nieve por más tiempo durante el año. Las pistas son muy variadas, las hay muy fuertes para los expertos, y con suaves pendientes para incentivar a los principiantes. Cuenta con sistemas de nieve artificial que sirven de complemento para mantener la excelente calidad de las pistas y brindar mayor seguridad a los esquiadores. Quienes dominan el esquí y tienen espíritu aventurero pueden subir a pie más allá de donde llegan los telesquís y descender fuera de pista, como lo hacían los primeros esquiadores de la región en la década de los 30.

Viaje a Bariloche Argentina

GRAN CATEDRAL.

Bariloche, Argentina:
En un entorno único de lagos y montañas, Catedral se ubica en el Parque Nacional Nahuel Huapi, a sólo 19 km de Bariloche. En 1997 se instaló una telesilla séxtuple de alta velocidad y una cuádruple de alta capacidad, las cuales hacen que los esquiadores demoren solamente 15 minutos en llegar a la cima. En total son 15 medios para transportar a 10,500 personas por hora. Para los amantes del snowboard existe un parque que ha sido elogiado por los principales referentes de este deporte a nivel mundial. Las posibilidades para hospedarse son muchas, ya que además de los hoteles y departamentos en la base de la montaña está toda la infraestructura de Bariloche. El centro de esquí proporciona todas las comodidades que ofrece una ciudad como ésta; sin olvidar la gastronomía, como los exquisitos productos regionales, chocolates, ciervo y demás delicias.

Penitentes de Mendoza

PENITENTES:
Mendoza, Argentina:
Ubicado a 174 km de la ciudad de Mendoza, a pocos kilómetros de Chile y a sólo 4 del Aconcagua. Penitentes ofrece múltiples actividades, cuenta con pistas para todos los niveles y siete telesquís para alcanzar sus más de 22 km de caminos. Además, el centro de esquí tiene servicio de enfermería, restaurantes, comida rápida para no perder tiempo, alquiler de equipo y escuela de esquí. Una de las ventajas de Penitentes es que todos los alojamientos se encuentran en la base del cerro, lo que permite salir y llegar esquiando hasta la puerta. Las posibilidades para hospedarse son amplias y van desde albergues estudiantiles hasta alojamientos cuatro estrellas. También existen departamentos equipados para alquiler. Durante la temporada funciona el jardín de nieve para que los papas dejen a sus niños y esquíen tranquilos.

Animales de Calafate

Animales que se pueden ver:
□ Cóndor andino (Vultur gryphus).
□ Cisne de cuello negro (Cygnus melancorypus).
□ Flamenco chileno (Phoenicopterus chilensis).
□ Guanaco (Lama guanicoe).
□ Huemul (Hipocamellus bisulcas).
□ Rhea menor (Pterocnemiapennata), conocido localmente como ñandú.
□ Pico pito magallánico (Campephilus magellanicus).
□ Liebre patagónica (Dilochotis patagonum).
□ Mofeta (Conepatus humboldtii).
□ Gran águila ratonera (Geranoetus melanoleucus).
□ Zorro rojo (Dusicyon culpaeus).
□ Puma o león de la montaña (Felis concolor).
□ Ánade magallánico (Chloephaga picta).

Consejos para viajar al Calafate

Cuestiones de salud y seguridad:
Es importante que quienes emprendan excursiones largas posean un buen conocimiento básico de primeros auxilios. También conviene tener la suficiente seguridad en sí mismo como para interrumpir una excursión si cambiara el tiempo. Tenga en cuenta, sobre todo, el consejo de los rangers de no caminar a solas por si acaso se produjeran caídas, emergencias y posibles encuentros con pumas.

Planificar viaje a El Chalten

Planificación:
Los excursionistas impacientes suelen dirigirse directamente a la cordillera Fitz Roy y dedican por lo menos una semana a recorrer los senderos que ascienden por las montañas y glaciares. Otros prefieren instalarse en Calafate y combinar las excursiones en embarcación y autobús al glaciar Perito Moreno con estancias de dos o tres noches en El Chaltén, antes de seguir viaje hacia su siguiente destino en Argentina, o de cruzar la frontera con Chile para visitar el Parque Nacional Torres del Paine (véanse páginas 204-213). Antes de llegar, procure trazarse un itinerario aproximado que incluya las zonas que desea visitar y utilice eso como estructura básica para todo su viaje. Si su presupuesto es ajustado, quizá prefiera acampar. Los campings son baratos ven las ciudades principales hay numerosas tiendas de alimentación, sobre todo en Calafate, que venden alimentos muy energéticos para excursionistas. Los guías locales se anuncian en las oficinas de información turística. En la oficina de parques nacionales, a la entrada de El Chaltén, encontrará detalles sobre cómo reservar los servicios de un guía de montaña (hay por lo menos cinco guías, todos ellos miembros de la Asociación Argentina de Guías de Montaña, que le acompañarán por los diversos senderos que cruzan el parque o irán con los montañeros en sus escaladas). El personal del parque también da información sobre este lugar y sus senderos, además de entregarle un mapa fotocopiado que no es lo bastante bueno para emprender excursiones a pie.

Cuando viajar a Calafate

Cuándo ir:
De octubre a abril es temporada alta en el parque. Actualmente se están ampliando y mejorando los servicios turísticos, con el propósito de recibir visitantes durante todo el año. El lago no se hiela, así que las travesías en embarcación pueden hacerse durante todo el año; la única razón por la que se interrumpe la navegación en junio es por la falta de turistas. La primavera es una época agradable porque hace calor y el número de turistas es bastante bajo. En la zona de Fitz Roy, en el extremo norte del parque, la temporada de senderismo empieza hacia mediados de noviembre y dura hasta finales de abril o principios de mayo. Los vientos pueden ser fuertes en la temporada de senderismo.

Aeropuerto de calafate

Viaje por el interior:
Calafate dispone de aeropuerto propio, pero los vientos dificultan a menudo el aterrizaje, por lo que los vuelos son imprevisibles. Hace poco se ha reconstruido el aeropuerto de Calafate para recibir aviones más grandes, y se puso en funcionamiento durante 1999. La otra forma alternativa y habitual de llegar al parque es volar hasta Río Gallegos, a 320 kilómetros al este, desde donde un autobús tarda de cuatro a cinco horas en llegar a Calafate.

Página siguiente »