Alojamiento en Santiago de Chile

Dónde dormir:

En Santiago:
Hotel Hyatt Santiago
Av. Kennedy No. 4601, Las Condes, 667.21 1 Santiago, Chile Tel. (56 2) 218-1234 Fax: (56 2)218-2513 info@hyatt.cl

En Mendoza:
Park Hyatt Mendoza
Chile No. 1124, 5500 Mendoza, Argentina Tel. (54 261) 441-1234 Fax:(54 261)441-1235
Estancia Los Chulengos
Tel. (54 261)496-0090 (necesario reservar con 15 días de anticipación). loschulen90s@infovia.com.ar

Dónde comer:
En Santiago:
Hyatt Santiago-Crostini (cocina italiana). Anakena (cocina tailandesa y grill).
Matsuri (cocina japonesa).
En Mendoza:
Park Hyatt Mendoza-Bistro M (cocina regional e internacional con un toque francés, ofrece además 2,500 vinos de la región).

Consejos para viajar a Chile

Clima:
Santiago goza de una temperatura en invierno entre los 0 y 15°C con lluvias; en verano de 15 a 35°C. En los sectores de la cordillera de los Andes neva durante el invierno (de junio a septiembre); en los valles cercanos sucede el fenómeno de amplitud térmica: en verano la temperatura llega a los 30°C en el día y -0°C por las noches; en invierno la temperatura es de 10 y -15°C. Mendoza tiene un clima similar al de Santiago, pero con escasas lluvias en invierno.

Cómo llegar:
Aeroméxico vuela diariamente con dos frecuencias hacia Santiago de Chile; LanChile vuela directamente desde las principales ciudades de América y Europa hacia Santiago.

Cuándo viajar:
Todo el año, pero toma en cuenta que la temporada invernal es del 15 de junio al 15 de octubre y el verano austral va del 16 de octubre al 15 de marzo.

Visa:
La mayoría de los ciudadanos de países latinoamericanos no requieren visa para entrar a Chile y Argentina; sin embargo casi todos pagan al entrar a estos países un impuesto de 15 dólares (los mexicanos cubren esta cantidad); los habitantes de Canadá y Estados Unidos pagan 50 y 65 dólares, respectivamente. Es mejor que te informes en la embajada chilena y argentina en tu país antes de viajar.

Idioma:
En Argentina y Chile el idioma oficial es el español.

Moneda:
La unidad monetaria es el peso chileno y el peso argentino, respectivamente. El tipo de cambio en Argentina con respecto al dólar es 1 a 1, y en Chile de 660 pesos por dólar.

Ropa / Accesorios:
En invierno ropa abrigadora, térmica y de preferencia un abrigo. Para las montañas ropa térmica, chamarra, zapatos de trekking, gorra, guantes, bufanda, lentes de sol y crema hidratante (con extracto de lechuga yjojoba).

Gastronomía:
Lo mejor de la cocina chilena se encuentra en su extensa gama de pescados y mariscos; entre ellos la centolla, fino crustáceo que sólo habita en Alaska y Punta Arena, puede disfrutarse al pil pil, que es una fritura de ajo y ají cacho de cabra en aceite de olivo; los picorocos al vapor con vino, crustáceo con concha de forma cilindrica que se cría en los acantilados; los choros zapatos en caldo, especie de ostiones de gran tamaño y concha negra; y en pescados el congrio a la plancha, frito, empanizado, en salsa Margarita (preparada a base de mariscos) o en caldillo acompañado con mejillones. Es tan bueno su sabor que incluso el poeta Pablo Neruda le compuso una oda al caldillo de congrio, su aspecto de culebra de mar no hace justicia a su deliciosa carne. En Mendoza podrás disfrutar del asado de chivo o res acompañado de verduras fritas y la tradicional parrillada, que es una fritura de ríñones, corazón, hígado y visceras de res.

Transporte:
En las ciudades Santiago y Mendoza existe una extensa red de transporte público formada por autobuses, trolebuses y taxis; además de autobuses foráneos que te pueden transportar entre Santiago y Mendoza. La capital chilena tiene tres eficientes líneas de tren subterráneo con estaciones cercanas a los sitios turísticos.

El vino mendocino

El vino mendocino:
Los viñedos y producción de vino crecieron después de 1810 pero, en su mayoría, los vinos mendo-cinos eran consumidos por los argentinos de la región; fue hasta 1900 cuando Mendoza satisfizo casi por completo la demanda de vino en todo el país, incluyendo a los inmigrantes europeos.
Casi cien años después de iniciarse la producción industrial de vino de mesa, la calidad del producto mendocino estaba lejos de los mejores vinos europeos; sin embargo, los cambios en los procesos de producción (la calidad de la uva siempre ha existido) en las viejas bodegas familiares y en las que ahora forman parte de empresas transnacionales han conseguido una excelente calidad en los vinos desde 1995.
Actualmente en la provincia de Mendoza se genera el 70 por ciento de la producción vitivinícola de Argentina. Cerca de la capital todavía trabajan en bodegas tradicionales como La Rural, Trapiche, López, Lagarde y la recién fundada Salentein, todas con una producción de vinos de buena calidad; en su mayoría ofrecen visitas guiadas, degustación y venta de producto al público.

Esquía en los Andes

Esquía en los Andes:
Las colinas nevadas de los Andes son un gran atractivo para las personas que gustan de esquiar. Los alrededores de Santiago ofrecen diferentes centros de esquí, cuya temporada inicia el 15 de junio y finaliza el 15 de octubre.
Rumbo a Mendoza, Argentina, 145 kilómetros al norte de Santiago ya en la región de Valparaíso, se encuentra el centro de esquí Portillo, con 23 pistas que satisfacen las demandas de todo tipo de esquiador. Tiene 52 años abierto al público y está sobre la Ruta 60, a un kilómetro de la frontera-aduana con Argentina, punto donde inicia la Ruta Nacional 7 que une a Argentina con Chile.
Esta carretera se extiende de forma paralela a las vías del ferrocarril transandino que cruzaba los Andes a través del Paso de Uspa-llata en Argentina, y permitía el transporte de material y pasajeros entre el valle central de Chile y la ciudad de Mendoza, Argentina; el tren inició operaciones en 1910, una vez concluida la carretera cayó en desuso en 1976 para el transporte y después para pasajeros.
Admirar el paisaje andino dominado por sus montañas escarpadas cubiertas por toneladas de hielo, bien vale la pena hacer el recorrido por carretera.
Dentro del largo túnel Cristo Redentor se cruza la línea fronteriza entre Chile y Argentina; saliendo se encuentra el albergue Las Cuevas y, avanzando un tramo más, desde la carretera se aprecia la cumbre del cerro Aconcagua. Sus 6,959 metros de altura sobre el nivel del mar la hacen la montaña más alta de Sudamérica. El puesto aduanal Los Horcones, a 2,800 metros sobre el nivel del mar, es el punto de entrada al parque provincial cerro Aconcagua.
La carretera es el paso más importante de la región; a diario cruzan más de 500 camiones y autos provenientes de Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina. En la historia de la independencia de Chile, el Paso de Uspallata tiene un lugar preponderante. Un 5 de enero de 1817 el general argentino José Francisco de San Martín salió con el ejército de los Andes desde Mendoza en compañía del general chileno Bernardo O’Higgins, cruzaron la cordillera de los Andes y después de 21 días de viaje libraron con éxito la batalla de Chacabuco, en Chile, contra los españoles.
En la alta montaña, en territorio argentino entre los parques provinciales cerro  Aconcagua  y volcán Tupungato, se ubica el valle mineral de Puente del Inca y el  centro  de  esquí Los Penitentes,  con un total de 17 kilómetros de pistas. A 180 kilómetros del Aconcagua se encuentra Mendoza.

Visita a las bodegas de Santiago de Chile

Vino con los españoles y ahora es vino chileno:
La primera vez que se bebió vino en el país fue en 1541, en la misa de celebración de la fundación de Santiago; este vino fue preparado por los sacerdotes jesuítas en España, posteriormente los religiosos hicieron sus plantaciones de vid en Chile destinadas a la elaboración del vino de consagrar.
Con la intensa migración de familias europeas a Chile, la creación de viñedos se acelera dando lugar a una incipiente actividad vitivinícola con parras traídas desde Europa, misma que adquiere mayor fuerza en los primeros años del siglo XX, cuando la actividad minera y naviera deja de ser rentable porque el estrecho de Magallanes cae en desuso. La gente adinerada se traslada a Santiago y se convierte en agricultores, hacendados y vinateros aprovechando que Chile reúne las tres condiciones básicas para la producción de un buen vino: clima, suelo y cepa. En este momento es cuando surge la mayor cantidad de viñas de familias de abolengo en el centro de Chile. Hoy día se distinguen ocho valles vitivinícolas en el país, de norte a sur está el valle del Limarí, el valle del Aconcagua, el valle del Maipo, el valle del Rapel, el valle del Curicó, el valle del Maulé, el valle del Ita-ta y el valle del Bío-Bío.
En las cercanías de la ciudad se encuentran grandes e importantes viñas chilenas que pertenecen al valle del Maipo fundadas en el siglo XIX: Cousiño-Macul, Concha y Toro, Santa Rita 120 y Undurraga. Todas ofrecen tours diarios al público con diferentes horarios; las visitas consisten en recorridos por las viñas, bodegas antiguas y nuevas, museo de maquinarias, explicación de la producción de los vinos tinto y blanco y degustación, con un costo extra; además, tienes la oportunidad de adquirir vinos de la casa en cada bodega.

Visitar los alrededores de Santiago

Los alrededores de Santiago:
En la periferia de Santiago, al norte y al sur, aparecen extensas huertas y campos agrícolas que se caracterizan por la manipulación de las ramas de los árboles para que crezcan en forma horizontal y el sol llegue a todos los frutos. Asimismo, estas tierras están ocupadas por viñedos.
Los valles agrícolas y las pequeñas elevaciones de la pre-cordillera llamadas morrenas fueron formados por el paso de glaciares hace miles de años; viajando al sur, hacia la región sexta, es fácil apreciar los valles y las morrenas. En esta región se halla la mina de cobre del Teniente (ubicada en terrenos de la cordillera), que es la mina subterránea más grande del mundo, y cerca de Rancagua, su capital, la Angostura de Vaine, el punto más estrecho entre la cordillera de los Andes y de la Costa atravesado por la Carretera Panamericana Internacional.
En esta zona, adelante de Rancagua, se encuentra Hacienda Los Lingues, que desde 1980 funciona como hotel y pertenece a la misma familia desde 1548; sus dueños dicen que es la propiedad en toda América que más tiempo ha estado en manos de una misma familia. Realiza un trayecto de dos horas desde Santiago por la Carretera Panamericana para llegar a este punto.
La particularidad de esta hacienda es que la arquitectura, decoración y mobiliario se conservan tal y como existieron en la época de la colonia. Así, las 18 habitaciones cuentan con paredes de adobe, son calentadas por salamandras a leña y cada una posee una decoración diferente. En cada espacio existen valiosos objetos de todo el mundo, tales como lámparas de Bacará, platos de porcelana alemana, una calesa española del siglo XVI, un espejo original de la época de Luis XVI, una pera para mate regalada a la familia por el ex presidente argentino Juan Domingo Perón, jarrones del Palacio Imperial de Beijing, entre otras piezas.
Además cuenta con criadero de caballos acúleo, canchas de fútbol, alberca, media luna y sótano-comedor con muros de cal y canto. La hacienda está en el valle central de Chile, zona vitivinícola, por lo cual es un atractivo dentro de la ruta del vino.

Centro Artesanal Los Dominicos

El Centro Artesanal Los Dominicos es un pintoresco mercado artesanal que reúne la artesanía representativa chilena en un ambiente campirano, aquí se puede apreciar a los artesanos trabajando la madera, cuero, lapislázuli y textiles

Centros comerciales de Santiago de Chile

El Santiago moderno:
Al oriente de Santiago centro se ubican los municipios más modernos de la ciudad: Providencia, Apoquindo y Las Condes, lugares en que aparecen los mejores centros comerciales, sectores financieros, grandes edificios y vías rápidas, panorama que es reflejo del desarrollo económico chileno y, en particular, de la capital.
Providencia es una mezcla de zona residencial, centros comerciales, oficinas y vida nocturna; en la Avenida Suecia se concentran restaurantes, bares y discotecas, siendo el sitio más popular en cuanto a vida nocturna santiaguina. Otro punto de importancia en la vida del Santiago moderno es la zona gastronómica, con restaurantes de diferentes estilos y tipo de cocina, que se encuentran en Avenida El Bosque del municipio de Las Condes, que es, además, el sector residencial, comercial y financiero más exclusivo. En este sector se ubica el hotel Hyatt Santiago, el cual ha sido sede de diferentes reuniones de jefes de Estado y organismos financieros mundiales.
Al oriente de la ciudad se ubica un espacio llamado Centro Artesanal Los Dominicos, que es una rústica plaza de artesanías
formada por cabanas de adobe, madera, teja y paja y singulares plazoletas interiores que dan la sensación de estar en un pueblo de artesanos. Este mercado se halla en los inicios de la precordillera andina, pequeñas elevaciones que las familias pudientes de Santiago habitan.

Centro cívico de Chile

El centro cívico:
En las inmediaciones del centro cívico de Santiago, que inicia a unos metros del barrio París Londres, es todavía común observar residencias de aristócratas con una marcada influencia inglesa. La atención principal en esta zona es el Palacio de la Moneda, cuyo interior es posible visitar actualmente después de 25 años de estar cerrado al público.
En 1846 este edificio que era Casa de Moneda fue transformado en Palacio Presidencial, viviendo y concluyendo aquí seis ex presidentes chilenos su mandato; hace décadas que los presidentes dejaron de habitarlo. Año y medio atrás el color gris del edificio fue cambiado por un suave blanco y las puertas fueron abiertas al público para que se conozcan las oficinas donde trabaja el presidente de la nación.
En el centro cívico se localizan oficinas de las fuerzas armadas y ministerios de la república; el último domingo de cada mes puedes accesar a las oficinas del gobierno, incluso a los despachos del Palacio de la Moneda. La joya arquitectónica de Santiago es el Ministerio de Relaciones Exteriores, que en la época de Salvador Allende era la sede del Congreso Nacional chileno.
En la Plaza de Armas, a unas cuadras del Palacio de la Moneda, se concentran varios edificios históricos de la ciudad; está la antigua residencia oficial de los presidentes chilenos -hoy correo central-, el Palacio de la Real Audiencia -hoy Museo de Historia de Chile-, la Municipalidad de Santiago -originalmente fue la primera prisión de Chile- y la Catedral Metropolitana de Santiago -cuarta construcción que levantó en el mismo sitio Pedro de Valdivia, fundador de la ciudad-.
Pequeños y grandes parques y plazas se distribuyen por toda la ciudad; en Santiago centro los fines de semana la gente acude a la Plaza del Museo de Bellas Artes, copia de un edificio parisino que se inauguró para celebrar el primer centenario de la independencia de Chile, y a la Plaza Italia; en ambas disfrutarás de espectáculos culturales al aire libre y en la última hasta de un paseo a caballo.
Mención aparte merece el Mercado Central, se especula que este recinto fue creación del ingeniero francés Alexandre Gustave Eiffel. Inaugurado en 1872, su elegante estructura metálica fue, como era costumbre, traída de Inglaterra. Hace 17 años este recinto dominado por puestos de frutas y verduras cambió su vocación y hoy es un lugar donde en las mesas de sus restaurantes se recrea la gastronomía chilena con los exclusivos mariscos de las frías aguas del Pacífico Sur. Este mercado es visitado por turistas, y la mayoría se dirige a comer a Donde Augusto, restaurante que rein-ventó el mercado y ahora ocupa gran parte del mismo.

Los barrios de Santiago de chile

El barrio París Londres, la Europa añorada:
Muy cerca de la zona central y del centro cívico se ubica el barrio de París Londres, la zona antigua mejor conservada. Este espacio de unas cuantas manzanas refleja la nostalgia de los inmigrantes europeos por sus ciudades de origen y su afán de recrearlas a miles de kilómetros de distancia.
Rodeado por el intenso bullicio generado por una zona comercial, escuelas y oficinas, este barrio fundado por comerciantes ingleses, franceses y holandeses luce en perfecto estado sus calles adoquinadas estrechas y curvas engalanadas con fachadas de estilo neoclásico y herrería traída desde Francia. Este barrio que data de 1910 ya no es residencial, hasta 1950 fue habitado por la clase alta y tuvo el privilegio en 1915 de ser el segundo lugar en toda la ciudad en contar con energía eléctrica. Las antiguas casonas hoy albergan oficinas, institutos y asociaciones civiles. La herrería de algunos portones revelan la añeja organización urbana de finales del siglo XIX hasta 1930: las casas no tenían número exterior, eran identificadas por un monograma en herrería, mandado a hacer a ultramar, que ostentaba las iniciales del jefe de familia.
En este barrio se encuentra la iglesia de San Francisco, la más antigua en todo el país; su construcción inició en 1574 y 18 años después se concluyó.
El barrio de la Antigua República es otra muestra del Santiago aristocrático del siglo XIX y primera mitad del siglo XX. La arquitectura de este lugar es una mezcla de diferentes estilos europeos, incluso una casa posee distintas formas arquitectónicas; este anacronismo es un reflejo del origen europeo de los colonizadores chilenos y el contacto de los mestizos con Europa debido al comercio que sostenían.
Imitando el estilo arquitectónico del lugar de origen, en 1878 se inicia la construcción de uno de los grandes edificios del barrio de la Antigua República. Al final de la avenida Ejército Libertador se levanta un gran castillo rojo flanqueado por el Parque Cousiño; construcción obra de españoles provenientes de la región de Toledo, España, que intentaron recrear castillos medievales en América.
Dueños de minas de salitre, carbón, plata y cobre fueron los moradores de este barrio y crearon un entorno de ostentosas residencias y avenidas  elegantes.  Para complementar su forma de vida europea, crearon el Club Hípico de Santiago, localizado en la avenida República, y que  actualmente  funciona  con tres pistas y abre sus puertas dos días a la semana. Esta avenida fue la primera en contar con energía eléctrica en Santiago.

Página siguiente »