Guadix

guadix

Bien. Ahora les toca visitar la Cartuja, la Iglesia de..
¿Como? Si. Ya sé la hora. Pero les voy a dar una sorpresa que los va acolmar de alegría: la visita que aun les resta la van a hacer cómodamente en coche. Así que regresen al hotel (por ejemplo por la Carrera de Genil hasta la Puerta Real y de allí por la calle de los Reyes Católicos). Paguen la cuenta y luego de revisar los cajones para no olvidarse de nada, partan a buscar el auto. Antes de salir, sin embargo, regresen al baño y recojan el cepillo de dientes que es lo que uno siempre deja para guardar el último momento y luego seolvida.
El tránsito por Granada es relativamente soportable, así que no van a tener mayor problema en llegar hasta la Catedral, rodearla y luego tomar por la calle de San Jerónimo hacia el norte. Pasarán junto a la Iglesia de San Jerónimo de estilo renacentista, con obras de Siloé en la fachada y patios. De allí sigan hasta la iglesia barroca de San Juan de Dios con un retablo churrigueresco difícil de apreciar si no se bajan del coche.
Tomen por la calle de San Juan de Dios hasta el HOSPITAL REAL fundado por los Reyes Católicos. La fachada es renacentista, la decoración plateresca, el pórtico barroco y el conjunto un plomo. Pero bueno, un hospital es -después de todo-un hospital. Un quilómetro más allá llegarán a LA CARTUJA, un convento de 1506. Espero que se tomen la molestia de estacionar porque es difícil que les dejen recorrer el claustro en
automóvil. Del claustro se entra a la lglesia decorada en 1661 con estucados de un barroquismo exhuberante. Detrás del ábside se puede apreciar el Saneta Sanctorum de principios del siglo XVIII, adornado con mármoles policromos. Bajo su cúpula en trompel oeil se encuentra el sagrario.
LA SACRISTÍA de 1727 es u delirio arquitectónico de la etapa final del barroco, donde ya se percibe la proximidad del estilo reposteril del rococó, con sus molduras y balaustradas multiplicadas al infinito. Salgan antes de que su glicemia pase los límites admisibles. Suban al auto y retomen la ruta por la que vinieron por aproximadamente un quilómetro. Al llegar a un cartel que diga “Carretera a Murcia” tómenla.
Si. Ya se que ustedes no van a Murcia. Ya entendí que tienen mucho calor, que están cansados y que quieren remojarse en el mar. Casualmente esta es la misma ruta que GUADIX conduce a Almería sobre la Costa del Sol.. Ahora si no es mucho pedirles, antes de unirse a las huestes de turistas frivolos que han opiado por remojarse en el mar en lugar de hacerlo en la cultura, paren a 7 quilómetros de Granada en PURILLENA, una curiosísima ciudad troglodita excavada en las colinas de tufa. Verán las chimeneas a la altura del camino y se podrán preguntar (recordando con nostalgia el garage de su casa que siempre se inunda apenas llueven dos gotas) qué es lo que pasa cuando llueve en Andalucía.
Y yo que sé. GUADIX está a 59 km. de Granada y..
No. No tiene playas.
Pero., ¿por casualidad ustedes no tienen hambre? Ya me parecía. Bien. Entonces aprovechen para abastecerse de comida en Guadix, famosa porque durante la dominación mora tuvo el privilegio del libre ejercicio del cristianismo.
Vayan a la Plaza Grande de la época de Felipe II, dónde verán distintos comercios dedicados a la venta de comestibles. La Catedral (1510-1796) presenta una interesante evolución del ojival al barroco y, a la vez es una ensalada de ambos estilos. Según como se mire. Quedan unas pocas ruinas de las antiguas murallas y sus torres cuadradas del siglo IX, y casi nada de la Alcazaba del siglo XV. Lo más interesante sin duda es el barrio troglodita. Para visitarlo deberán continuar hasta el final la ruta que conduce a la Iglesia de Santiago.

Casa de tiros

casa de tiros

De aquí la calle del Escudo conduce a la CASA DE TIROS, edificio mudejar con una curiosa fachada ornada de personajes mitológicos disfrazados. Hércules, Teseo, Jasón y Héctor visten togas romanas mientras que Mercurio aparece con el escudo de armas de los Campotejar. Estos Campotejar. dueños de la casa, eran propietarios del Generalife por donación de los Reyes Católicos. La casa, que alberga la oficina de Turismo y un pequeño museo, tiene un zaguán con techo medieval pintado, un patio árabe y una cocina típica andaluz. Lo que NO tiene es la famosa espada de Boabdil, propiedad de la familia como se indica en la fachada. Un curioso caso de honestidad algo inútil, porque la verdad es que bien podrían haber exhibido cualquier espada que ni usted ni yo nos hubiésemos percatado.
Saliendo, tomen a la izquierda por la calle de Sta. Escolástica, hasta la calle de GIRONES y la casa del mismo nombre, con una sala decorada con admirables estucos del siglo XIII. La galería superior, el patio y la escalinata son del siglo XVI. Tomando por la calle de Sto. Domingo hacia el oeste llegarán a la iglesia del mismo nombre (esti lo transición gótico renacentista) y al Cuarto Real de Santo Domingo donde se alojaba el Gran Inquisidor Fray Torquemada cuyos métodos pirotécnico persuasivos deben haber dado excelentes resultados. Al menos a juzgar por Ja ausencia del más mínimo trazo de judería en Granada. Una judería que sin embargo debió ser poderosa y extendida ya que en tiempos de persecución de los árabes almohades a los judíos, eran muchos los que se refugiaron en Granada bajo la protección del ministro judío Samuel Ibn Nagrella
Ahora regresen por la misma calle de Sto. Domingo, pasen delante de la casa de los Girones nuevamente y prosigan hasta la calle de San Matías. Luego tomen por esta última a la izquierda, pasen delante de la iglesia de San Matías y continúen unas cuadras hasta la Plaza de Mariana Pineda. Verán allí la antigua fortaleza árabe de Bib Taubin, actualmente caserna, el Teatro Cervantes y en el centro de la plaza, la estatua de Mariana, ejecutada (ella, no la estatua) en ese preciso lugar.
García Lorca, fascinado por su trágica historia de amor y heroísmo, escribió una obra poco después del estrepitoso fracaso de su primera pieza teatral. No es de extrañar entonces que su nombre (el de García Lorca) fuese mala palabra entre los productores teatrales. Un día providencialmente (providencialmente es un decir porque es bien sabido que no hay seres más insistentes que los autores teatrales empeñados en ofrecer sus piezas) la obra llegó a manos de Margarita Xirgú. Esta leyó la pieza y se enamoró de ella. Poco después la puso en escena en Barcelona con decorados de Barradas. Fue un gran éxito de público.

Alcaiceria

alcaiceria

La ALCAICERÍA, el antiguo mercado árabe de seda desemboca sobre esta plaza. Actualmente se trata de un lugar sumamente peligroso pues se venden allí todo tipo de artesanías, souvenirs, etc. etc. Recuérdele a su señora que si no regresan al hotel antes del mediodía, les van a cobrar una noche extra. ..y que esa talla de madera debe pesar por lo menos cinco quilos y ocupa mas lugar que el par extra de championes que ella no le dejó traer.
Tome (o tomen, si su mujer le hizo caso), el camino de regreso a la Plaza de la Catedral y sigan por la calle que continúa la fachada principal de la catedral hacia laderecha, hasta llegar al cercano CORRALÓN DEL CARBÓN Este es. lo que se suele llamar, un edificio con pasado. A principios del siglo XIV fue mercado de trigo y caravanserrallo. Luego fue transformado en teatro donde se dieron obras de Lope de Rueda entre otros. Finalmente, fiel a su origen utilitario, volvió a transformarse en Carbonería de la ciudad. Sobre el portal y la segunda puerta se leen (si usted lee árabe, claro) inscripciones religiosas

Plaza Florencia

plaza florencia

En la Sacristía se exponen obras de la colección privada de Isabel la Católica, lo cual demuestra su excelente criterio plástico Hay allí obras flamencas, italianas y españolas de Memling, Van der Weyden y Botticelli entre otros) También se exhiben el cetro y la corona de Isabel y la espada de Fernando.
Saliendo de la capilla, verán a su derecha la Lonja (antigua Bolsa, 1581) de estilo plateresco, y al lado el Sagrario, un edifício de planta cuadrada y cúpula renacentista que ocupa d lugar de una antigua mezquita.
Enfrente, hacia su izquierda, está lo que NO queda de la farmosa Madraza (Universidad) de Jusufl. Lo que sí queda (el Mihrab)está oculto tras una extravagante fachada barroca. Al lado el edificio que se v e es el antiguo Cabildo de estilo barroco granadino.
Siguiendo hacia el este (su izquierda, claro) desembocarán en la Plaza de Bib Rambla, en el lugar de la puerta árabe del mismo nombre. En épocas moras se solía reunir allí una multitud abigarrada para ver a los encantadores de serpientes, contorsionistas, músicos y bailarines. El mismo espectáculo e idéntica concurrencia que aún hoy acude a la Plaza de Djemaa el Fna en Marrakech.

Calle granada

calle granada

En el crucero, separado del resto por una hermosa reja de hierro forjado del Maestro Bartolomé, se pueden ver los mausoleos reales. La sepultura a la derecha de los Reyes Catól icos es obra del genovés Fancelli.
Cuando la infanta Isabel en procura de marido, debió optar entre el Duque de Gloucester, el de Guyenne y don Fernando de Aragón, eligió este último partido notoriamente menos ventajoso. Tal vez haya influido en su decisión la descripción de Fray Coca a quién mandó en un reconocimiento in situ de los candidatos. Este, con un olfato que hace honor a su nombre, insinuó que posiblemente el Duque de Guyenne no fuese exageradamente varonil, pero de don Fernando subrayó con entusiasmo sus “piernas bien torneadas'”, un detalle importante en esas épocas de calzas cortas, moda nefasta para los patizambos. Vean, pues, las torneadas piernas de don Fernando y juzguen si valía la pena.
A la izquierda descansan Juana la Loca y Felipe el Hermoso. Esta hija de los reyes católicos tampoco tuvo una vida conyugal demasiado apacible, torturada por celos más que justif icados. Con menos resignación que su madre, persiguió a una de las conquistas de su marido por los corredores del Palacio tijera en mano. La sepultura es obra del español Ordúñez. El retablo del altar interesa por la naturalidad renacentista de sus personales. Los bajorrelieves describen episodios de la loma de Granada y la conversión forzada de los moros.
En el brazo izquierdo del transepto valdría la pena ver (si estuviese mejor iluminado), el triptico de La Pasión del flamenco Bouts,

Plaza granada

plaza granada

Buen día. Son las ocho menos cuarto, así que a preparar las valijas. Luego de un buen baño (quién sabe si en su próxima posada les espera un baño tan cómodo), bajen a desayunar en el propio Hotel en Granada donde, por una módica suma, se podrán sentir ct uno Abder Rahman I. atendido por silenciosos y diligentes camareros.
Salgan a la calle y dirijan sus pasos hacia la CATEDRAL sobre la Plaza de Pasiegas, un edificio bastante deslucido en su exterior. Fue comenzada en 1532 en un estilo gótico atrasadísimo > continuado en estilo renacentista. La fachada, del siglo XVII, es bastante triste. Tampoco es demasiado brillante la torre a la que le faltan 21 metros de su altura proyectada.
De todos modos entren y recórranla. Verán que las 5 naves que componen el interior tienen unas proporciones bastante imponentes (116 metros de longitud) y están sostenidas por 20 enormes pilares con columnas corintias adosadas. Curiosamente se demolió el coro para permitir una visión sin obstáculos del espacio, precisamente aquí donde no hay nada demasiado estimulante para apreciar, excepto tal vez, la astuta unión de las naves con la cúpula que corona el ábside circular, la cual a su vez descansa sobre una serie de arcos de medio punto.
Los vitrales del siglo XVI representan escenas del Nuevo Testamento. Isabel y Fernando arrodillados junto a los pilares del gran arco de acceso a la Capilla son obra de Pedro de Mena. Los medallones con las esculturas en madera de las cabezas de Adán y Eva pertenecen a A. Cano, coloreados más tarde por Ulloa. Salgan de la Catedral y visiten ahora la CAPILLA REAL que en 1505 construyó Enrique Egas en estilo gótico florido, para albergar los restos mortales de los Reyes Católicos. La reina en su testamento había establecido expresamente su deseo de ser enterrada en Granada “en un sepulcro
humilde en el Convento de Santa Isabel”. Pero por si acaso, y seguramente conciente de la inclinación de Fernando hacia las aventuras fáciles (y es difícil cerrar los ojos cuando se deben criar los hijos naturales junto con los legítimos), agregó:
“Si el rey prefiriese sepultarme en algún otro lugar, que mi cuerpo sea trasladado y colocado junto a su lado, para que la unión que hemos gozado en vida, se represente por la de nuestros cuerpos en tierra”, asegurándose así que al menos muerto, dormiría junto aella.
Muerto Fernando en 1516(Isabel había muerto en 1504), ambos cuerpos fueron ubicados allí con gran pompa en el año 1521. Carlos V amenazó con reconstruir la capilla que hallaba demasiado estrecha para abarcar lagloria de sus abuelos, pero se contentó con agregar una fachada exterior sobre la Plaza de la lonja. La fachada de la Capilla es de estilo renacentista, en cambio el interiores un acabado ejemplo de gótico isabelino, con sus bóvedas nervadas y el escudo de los Reyes Católicos (flecha y yugo, de triste memoria pues más tarde fue apropiado por la Falange como símbolo), como efecto decorativo.

Granada fotos

granada fotos

Por el este las murallas se interrumpen en la puerta bien conservada, llamada de Monaita. Continuando por el camino Nuevo de San Nicolás, llegarán finalmente a la iglesia del mismo nombre, de cuya explanada podrán disfrutar de la vista realmente espléndida de la Alhambra encendida en vivos colores iluminada por el crepúsculo.
¿Que todavía no es la hora del crepúsculo? Perfecto. Entonces tomen al noreste un par de cuadras hasta la IGLESIA DE SAN SALVADOR (siglo XVI), edificada sóbre la Mezquita Mayor de Granada (conserva una pila árabe en el patio)
Vuelvan a SAN NICOLÁS, extasíense con la vista realmente inolvidable y luego regresen hasta el Darro.
Supongo que no tendré que explicarles como bajar. De todos modos ha anochecido y usted no podrá leer el nombre de las calles. Por otra parte, los veo algo nerviosos por la creciente oscuridad, así que me fiaré de su instinto y de sus piernas súbitamente juveniles para que lleguen a destino. Por si acaso, recuerden que siguiendo siempre hacia abajo en algún momento van a llegar al Río. Una vez que hayan llegado al Darro diríjanse a la Plaza Nueva. Verán que en el laberinto de calles que se extiende entre el costado Norte de dicha Plaza y su hotel, hay mucha atmósfera y unos cuantos restaurantes sumamente económicos y muy concurridos. Si quisieran trasnochar, podrían ir a ver algún espectáculo flamenco. Yo fui una vez a los Jardines del Neptuno en la calle Araibal porque hacía un calor de locos y el espectáculo (que no estaba nada mal), era al aire libre. Pero ustedes piensen en los templos romanos transformados en iglesias visigóticas, éstas a su vez transformadas en palacios árabes, solo para volver a ser iglesias renacentistas. O sea que si todo es mutante ¿Cómo puedo yo saber si los Jardines

Paseo generalife

paseo generalife

Pasado el segundo puente, verán a su izquierda la IGLESIA DE SAN PEDRO Y SAN PABLO (estilo renacentista), y a su derecha la CASA DE CASTRIL, que aloja el Museo Arqueológico. Se trata de una edificación renacentista con portal plateresco. No se preocupe. Está cerrado, pero si no lo estuviera podrían aprender algo de pintura granadina antigua y moderna, además de admirar el artesonado techo. Sobre la calle de la Zafra, que avanza perpendicularmente al Darro, pasando por el Museo, verán el convento de SANTA CATALINA DE ZAFRA, antiguo palacio árabe transformado -en 1520- al estilo renacentista. En el interior de la iglesiaquedan algunas columnas con capiteles y decoración morisca. Siguiendo algunas cuadras por la calle de la Zafra podrán ver la IGLESIA DE SAN JUAN DE LOS REYES en un estilo gótico completamente disfrazado en el siglo XIX. Conserva, sin embargo, una hermosa torre del siglo XIII.
En el N° 39 del Paseo están los baños árabes de EL BAÑUELO.del siglo XII, aunque, ¡oh!, restaurados en el siglo XX. Interesantes capiteles visigóticos, árabes, y románicos.
Se pasan aún dos puentes antes de ver, a su izquierda, la torrecon azulejos de la IGLESIA DE SANTA ANA, de estilo mudejar con pórtico plateresco. De allí, dejando el Darro (es decir, el Darro los deja a ustedes porque se termina allí) doblen a la derecha y luego de pasar frente a la REAL CANCILLERÍA (siglo XVI) renacentista con influencia barroca, tomen por la calle de San José. Ustedes están entrando en el Barrio de Alcazaba Cadima construido en el lugar que ocupaba originalmente la ciudad romana de Iliberis. Esta calle conduce a la IGLESIA DE SAN JOSÉ (1500), asentada sobre la Mezquita Mayor de la Alcazaba. El minarete del siglo XII es el único que queda en Granada de la época almorávide. Continuando siempre por la misma calle de San José, desembocaran frente a las iglesias de San Miguel el Bajo y Santa Isabel la Real, convento fundado por la reina Católica (pórtico gótico isabelino) instalado en Dar el Horra, el palacio de Aixa. Como verán, dos damas de armas tomar, unidas en un mismo complejo arquitectónico. A pocos pasos de allí se ven las murallas que limitan el barrio del ALBAICIN, de nombre poco tranquilizador (del árabe Raba del Bayyzin, dueños de facones).

GENERALIFE

generalife

El GENERALIFE solía ser la casa de veraneo de los sultanes, dónde al parecer descansaban de su agitada vida matrimonial, ya que el harén permanecía en la Alhambra. Según los cuentos de la Alhambra, es precisamente en el Generante donde se recluye el Príncipe, lejos del amor. Siendo una residencia de campo, el Generaliie presenta una solución arquitectónica mucho más despojada que la Alhambra, aunque las sucesivas reconstrucciones han hecho lo imposible por ocultar su aspecto original.
Los jardines en terrazas son sumamente hermosos y están adornados con fuentes y juegos de agua. La vía de los cipreses y de las Adelfas llevan al Palacete que tiene un mirador con una magnífica vista sobre la ciudad.
Si pudiera salir del Generalife por el antiguo camino que lo unía con el Alhambra y desembocaba frente a la Puerta de Hierro, se ahorraría tener que volver hasta la entrada principal de los jardines. Lamentablemente esa salida está clausurada probablemente.. De todos modos, de un lado o del otro, tomen la Cuesta del Rey que, bordeando las murallas orientales de la Alhambra por un lado, y los jardines del Generalife por el otro, desciende hasta el Darro. Pasen por el puente y lleguen hasta el Paseo de los Tristes en la otra orilla.
Si aún no se saturaron de estucos y azulejos, tomen por la Cuesta del Chapiz que nace perpendicularmente al Darro y sigan hasta el N° 14 dónde se levanta la CASA DEL CHAPIZ, casa particular de una familia morisca de comienzos del siglo XVI. con mezcla de elementos cristianos y árabes rodeando un patio con arcadas.
Siguiendo algunas cuadras más por la misma cuesta del Chapiz ustedes desembocarían en el Sacro Monte y sus cuevas gitanas “for export”.
En mi opinión, mejor no lo hagan. De todos modos verán que, surgiendo como hongos después de la lluvia, aparecerán a su paso obsequiosos guías ofreciendo introducirlos a los misterios de las auténticas cuevas gitanas.
“Come, visit gypsies, gitanos in cueva ¿understand? Very typical…tipic….fotos…”

Es inútil que protesten diciendo que hablan castellano. No les van a creer. Y en realidad tienen razón. Ellos.
Si en una de esas usted estuviese solo, las ofertas que recibiría serían aun más tentadoras y algo más explícitas.
En fin Sigan mi consejo y regresen por donde vinieron hasta las orillas del Darro y disfruten de la sucesión de hermosas vistas de las fortificaciones y torres de la Alhambra.

Visitar granada

visitar granada

En el ángulo sureste se eleva la Torre de la Rauda (o del cementerio), llamada así con un sentido algo misógeno pues se supone que alojaba al Harén.
Al sur del patio de los leones se abre la SALA DE ABENCERAGES con cúpulas de estalactitas. La decoración de los muros fue enteramente rehecha en el siglo X VI. Su nombre procede de una poderosa familia de ese nombre, supuestamente contrarios a Boabdil. Sabiendo eso. el Rey usurpador los habría atraído al Palacio, pasando a cuchillo a 36 de sus invitados. Sin embargo hay guías (de cuyos bolsillos sule asomar sospechosamente alguna novela de Corín Tellado). que sostienen una versión más erótica de los hechos. Según ellos, a pesar de la diligente supervisión de los eunucos, una de las favoritas del harén habría tenido amores con un príncipe, Enterado el rey, hizo matar a 36 príncipes, ya porque no pudo averiguar cual de el los fue el culpable, ya porque sospechaba que habían sido los 36. Finalmente al Oeste, la Sala de los Mozárabes ha sido dañada por el fuego en 1591, y más dañada aún por las reparaciones posteriores.
De aquí en más pueden pasaren su camino de retorno, por el Patio de los Arrayanes observando de paso la galeríaque la cierra por el sur, en cuyo piso superior también se dice que se alojaba el Harén.
En fin, que si en esas épocas hubiesen habido guías como ésta, este tipo de dudas no se suscitaría. Antes de salir, pueden optar por visitar las torres para lo cual deberán pagar un billete extra.
Podrán recorrer sucesivamente la Torre de las Damas, la del Mihrab, la de los Picos, ladelaCautivay lade las Infantas. Alguna torre, más bien parece un pequeño palacete. La Torre de los Picos y la del Candil protegían la Puerta de Hierro que comunicaba la Alhambra con el Generalife.
Ahora sí, retornen hasta el Patio del Aljibe y salgan por la Puerta de la Justicia. Pero en lugar de vol ver hasta la Puerta de las Granadas, desciendan por la Cuesta del Medio que arranca a su izquierda hasta la vía vehicular que, luego de pasar frente al Hotel Washington Irving, conduce a un portón que da acceso a los jardines del Generalife (nuevo billete).

Página siguiente »