El puente del rio Támesis

Este puente es uno de los más famosos del mundo. Levantarlo fue una tarea formidable. Fue el primero en ser construido en piedra sobre un río de gran caudal, el Támesis. Está constituido de 19 arcos punteados, con siete metros de largo y seis metros de ancho. El arco número 13, viniendo de la ciudad, fue diseñado como aduana para el paso de embarcaciones mercantes; ahí había un puesto militar. Los cimientos fueron instalados piedra por piedra en el fondo, y la fuerza de la corriente dio lugar a grandes variaciones con respecto del plano original. A pesar de esto, sobrevivió hasta ser completado en 1209.
Navegando en dirección al Sureste, saliendo de Oxford hacia Londres, el Támesis pasa por Eton, lugar muy conocido por su prestigiada escuela pública, luego continúa a Staines, pasa por la histórica Corte de Hampton, y sigue hacia Richmond y Kew, donde están los famosos jardines.
Llegando al corazón de Londres, el río fluye bajo el Puente de la Torre, uno de los mayores atractivos turísticos de la capital inglesa. Este finó ejemplo de arquitectura gótica, construido en dos secciones movibles para dejar pasar los barcos, fue inaugurado oficialmente en el año 1894.
Muchos de los puentes que cruzan el Támesis son lazos vitales de comunicación para las redes, ferroviarias que cruzan la capital. Entre éstos está el Puente Blackfriars, construido con este propósito en 1769, reconstruido en 1869, y ampliado en 1909.
Entre otras estructuras de interés para los turistas está el Puente Albert, fabricado en hierro puro en 1873 (con tecnología moderna), el Puente Vaux-hall, abierto en 1906 para reemplazar uno que se construyó justo antes de la batalla de Waterloo, y el Puente Battersea, abierto en el año 1890.

Puente Tower

Desde el famoso Puente Tower, hasta las menos conocidas estructuras de interés histórico y arquitectónico, los puentes de Londres existen en todos los tamaños y formas.
Una de las maneras más placenteras para admirar algunos de los magníficos escenarios de la ciudad, es dando un paseo en bote a lo largo del río Támesis, pasando por algunos de los edificios y palacios más famosos del mundo, como la Casa del.Parlamento y el típico reloj Big Ben, junto al Puente Westminster, y la Torre de Londres, junto al Puente Tower. La longitud total del Támesis sobrepasa los 300 kilómetros, y lo que abarca desde la desembocadura hasta el Puente de Londres son casi 250 kilómetros. La anchura del río va desde 50 metros en Oxford hasta 250 metros en el Puente de Londres, cuya construcción comenzó en el año 1176; hasta 1750 fue el único cruce del río.