Central Park

central-park

Chorreando cultura, salga a la Quinta Avenida de nuevo y siga al Norte hasta la calle 89 para visitar al MUSEO GUGGENHEIM La colección permanente del Museo es para iniciados del Arte Moderno, pero el espacio interior y la rampa ideada por Frank Lloyd Wright valen la visita. De todos modos ocasionalmente hay exhibiciones itinerantes interesantes. Ahora huya del museo y agregue otro galardón a su historial de turista intrépido con una hojita que haya recogido al atravesar el Central Park o (si no se anima) luego de recoger la hojita sobre la Avenida (total nadie se va a enterar) tómese un ómnibus.
El Central Park es un enorme y hermoso parque con lagos, paseos, un zoológico, un pequeño teatro (donde ocasionalmente se hacen representaciones gratis) etc. Recabar datos en el Lincoln Center sobre horarios, etc. etc.
Por el lado Oeste corre Park avenue con edificios igualmente lujosos, así que regrese haciael Sur bordeando el Parque (son apenas 30 cuadras). A la altura de la calle 79 se ubica el Museo de Historia Natural ¿Qué quiere que le diga? Si está con ánimo, visítelo. Si no, siga unos pasos hasta el edificio donde Polansky filmó el Bebé de Rosemary y donde fue asesinado John Lennon. Si tiene suerte se puede cruzar con Yoko Ono quien sigue viviendo allí.
Ahora vuelva al hotel (no coma nada porque en el avión le van aservirunasuculentacena), haga las valijas, no seolvide del cepillo de dientes y abra cada uno de los cajones para no dejar nada adentro. Como premio a su obediencia le será permitido tomar un taxi hasta la terminal de autobuses, de donde cada media hora sale un autobús con destino al Aeropuerto Kennedy. ¡Buen Viaje!

New york city

estacion-de-tren

Habiendo hallado la estación y el tren correspondiente (que no es gratis pero es muy barato), notará que éste sólo se detiene en contadas paradas (calle 14, 34, 42, etc.). Todo eso está indicado en el vagón y en cada una de las estaciones. Una vez que haya llegado a la estación correspondiente a la calle 42 deberá descender. Estará a pocas cuadras del Hotel Pickwick Arms o el YMCA (Asociación Cristiana de Jóvenes). Esta última opción es la más económica pero no se aconseja a los fanáticos de la higiene pues las habitaciones no tienen baño privado y aunque los baños comunes son muchos y limpios, obviamente no es lo mismo, pero…
Según el estado de absoluto (o no) agotamiento, se le permitirá tomar un taxímetro hasta el hotel o caminar. No tema. Los taxistas alejados del aeropuerto son seres humanos como usted y yo. Sin embargo, antes de zambullirse con un suspiro de alivio en un acogedor taxímetro, recuerdeque -embotellamiento de tránsito mediante- un inocente viaje de 6 cuadras se puede transformar en una descansada estadía de una hora en el taxi, con la única diversión de escuchar el ruido de las chapas de 25 centavos que van cayendo como gotas de lluvia.