Madrid

puerta-nueva-de-bisagra

USTEDES DEBEN REGRESAR A MADRID ESA MISMA NOCHE
Si ese es el caso, corran (es un decir considerando su estado) al Hotel, carguen sus bolsos luego de agregarles los recuerditos que hayan recogido en sus andanzas por Toledo, y un a vez instalados en su coche tomen por la calle del Cardenal Tavera que arranca precisamente frente a la Puerta de la Bisagra y los conducirá hasta el HOSPITAL DE LA VERA a una escasa cuadra de allí. El Hospital posee algunas excelentes obras de El Greco que usted no podrá disfrutar porque el museo cierra a las seis. Es bastante lamentable que usted, en lugar de sentirse apesadumbrado suspire con alivio. En fin, mire el edificio de 1541 modificado en el siglo XVII a través de la ventanilla del coche ya que lo único interesante (el portal de Berruguete que une el patio con la Iglesia) tampoco se puede apreciar a esta hora.
Ahora diríjase al Tajo, por ejemplo regresando por lacalle del Cardenal hasta laBisagray luego tomando por laCalle Real del Arrabal y su continuación, la calle Gerardo Lobo (que contornea las murallas por fuera) hasta el Puente de Alcántara. Cruce por el puente y recorra lentamente la panorámica CARRETERA DE CIRCUNVALACIÓN que ofrece algunas vistas memorables sobre la ciudad. Si usted no se baja para tomar fotos o filmar es porque está realmente grave.
Ya rodeando la ciudad, ya regresando por el camino por el que vino (según una u otra opción deberá cruzar el Puente de Alcántara o el de La Cava) volverá hasta su conocida Puerta de la Bisagra. De allí tomará la Ruta 401 hacia Madrid.
Si la subida al Campanario de la Catedral le dejó una cierta extraña flojedad en las piernas, será mejor que conduzca su mujer. Usted entreténgase a lo largo de los 71 kilómetros que los separan de Madrid en indicarle todo eso de las luces, lo de no encandilar y todo el resto del rollo.
Saboree lentamente el placer de la venganza mientras toman por Princesa Juana de Austria hasta el paseo del Prado donde usted y a se ubica como en su propia casa para llegar al hotel.
¿Que dónde deja el coche hasta la mañana siguiente cuando lo va a devolver?
¿Y qué número va a salir a la lotería?
Yo qué sé. Lugar en pleno centro no va a encontrar obviamente, los estacionamientos pagos son tal cual lo dice su nombre y a mí ¡ Dios me libre de aconsejarle que lo estacione en cualquier lado, tan solo porque la multa no la va a recibir usted, sino la Agencia de Alquiler de coches! De todos modos, como usted vio tantas iglesias y visitó a tantos santos, si llegara a optar por esta última actitud antisocial, creo que Dios lo va a perdonar. …pero la Agencia, no; así que mantenga en alto el al ¡caído prestigio de los sudacas y con dolor, pague el estacinamiento nocturno más cercano.

Madrid

madrid

Naturalmente el ticket deberá ser pagado en pesetas. Como usted notará rápidamente, el dólar carece -en España-del carisma místicoque tiene en el Tercer Mundo y, por lo tanto, no es aceptado en cualquier lado. O sea, a menos que se haya munido de pesetas, antes de salir, cargue su valija, vuelva a meter adentro los calcetines que insisten en atisbar el mundo circundante y diríjase al mostrador del “Banco de España” para cambiar unos dólares. A ese respecto recuerde que cada vezque usted cambie sus alicaídos dólares, el Banco le cobrará un importe fijo (una especie de impuesto) que oscila alrededor de las 6(K) pesetas. En pocas palabras, si usted cambia menos de 5 dólares, en lugar de recibir pesetas, deberá pagar. O sea que, cambie una cantidad de una sola vez.
Y, por favor, no crea que descubrió América tan solo porque encontró una Casa de Cambio que anuncia orgulloso “No se cobra impuesto”, porque verá que en números lo suficientemente pequeños como para que su presbicia le impida apreciarlos, se indicará una cotización diferencial según la cantidad de dólares que usted cambie.
Ahora sí, suba al autobús que, dejando de lado el Pueblito de :”Barajas” que ve frente a usted, tomará por la Avenida de América (en el edificio que se eleva en el cruce con Cartagena vive Onetti) hasta la Plaza Colón, en pleno centro de Madrid.
La Terminal se encuentra en un subsuelo dónde también se aloja el Centro Cultural de la Villa de Madrid con un par de salas teatrales, salas de exposiciones, etc.