Ciudades de españa

ciudades de españa

El MIHRAB tiene un zócalo de mármol que representa el árbol de la vida. Los siete arquillos argelados en la parte superior están también decorados con mosaicos traído de Bizancio. La cúpula labrada fue hecha con una única pieza de mármol. Traten de olvidar por un momento la sacristía decorada al estilo barroco que flanquea al Mihrab por la izquierda.
Finalmente, algunos años más tarde, Almanzor logró desconcertar definitivamente a los fieles. Pues éstos no sólo debían rezar ante un Mihrab mal orientado (de lo cual, si no eran muy duchos en geografía, de pronto ni se daban cuenta), pero ahora además debían hacerle ante un Mihrab destazado del centro del muro,, cosa que era imposible ignorar hasta por el más despistado de los árabes.
Las “obras” del período cristiano fueron en orden de catástrofe decreciente las siguientes:
1) La Catedral, que consiste en una gran nave cuy a elevada mole sobrevuela las naves musulmanas. Está ubicada acontinuación de la Primera Mezquita y fue construida a lo largo de 230 años, en una mezcla de estilos que va del gótico a lo que sea.
2) La Sacristía barroca que alberga el Tesoro donde se destaca la custodia de Enrique de Arfe.
3) La torre del Alminar que oculta en su interior el Minarete árabe.
4) La Capilla Real, al lado de la Capilla de Villaviciosa. Tiene a su favor el haber sido construida en estilo mudejar.
5) Los muros que obstruyen la perspectiva desde el Patio hacia el interior de la mezquita, dejando libre tan solo la Puerta de las Palmas, para peor reconstruida en estilo plateresco en el siglo XVI.
6) La sustitución del magnífico techo artesonado de madera de origen sirio.
7) El hurto de las lámparas de plata que iluminaban el interior de laMezquita.
8) El cambio de las fuentes de abluciones por una anodina fuente barroca.
9) Se plantaron naranjos.

España

madrid-aeropuerto

Luego de un reparador viaje aéreo desde New York, usted…
¿Eh? ¿Que no fue un viaje reparador? Y bueno. Esos son los riesgos que se corren al elegir un asiento de primera fi la. Yo solamente le dije que ese es el lugar más cómodo para estirar las piernas. A usted se le podría haber ocurrido que por extensión también es el lugar más cómodo para los que viajan con bebés. Ahora debo admitir que usted tuvo-realmente- mala suerte porque por aquella vieja ley de las probabilidades, no era nada previsible que le tocara viajar con mellicitos en el asiento vecino.
En fin, luego de hacer la correspondiente cola, intérnese en el baño del avión e intente rasquetear de su ropa la papilla de zanahoria y de disimular las marcas de diez deditos grasosos sobre su camisa. No se olvide que los funcionarios de la Inmigración Española son descendientes directos de los oficiales de la Santa Inquisición, de modo que es importante que les presente el aspecto menos deplorable posible.
A salvo de su ira, gracias a su edad, la visa de los Estados Unidos y su tarjeta de crédito, usted pasará la Aduana. Como no me hizo caso y en lugar de un cómodo bolso que podría llevar consigo a bordo, debió despachar su valija con sus trofeos de Macy’s, ahora se verá obligado a esperar que le bajen su equipaje. No se sorprenda de que su valija sea la última en llegar. Eso nos pasa a todos.
Bien. Salvo el pequeño cortecito que provocó en su valija el borde filoso de la tabla de cortar carne, y a estará pronto para iniciar la conquista de España, apenas haya acomodado los calcetines que se asoman por dicho agujero.
Una vez en el hall de arribo del Aeropuerto de “Barajas” eche una mirada irónica a los taximetristas apostados a lasalida acechándolo y diríjase con pasos seguros al autobús que lo transportará al centro de Madrid.