Mareos

EL MAREO DE ALTURA: SÍNTOMAS Y REMEDIOS
Subir a alturas superiores a los 3.000 metros causa unos efectos extraños y fácilmente observables en el cuerpo humano. El más evidente de ellos es un aumento en el ritmo de la respiración y de los latidos del corazón. Eso no viene causado por una falta de oxígeno, que permanece constante hasta una altura de 20.000 metros, sino debido a la disminución de la presión del oxígeno dentro de los pulmones. Se trata de un efecto muy común, pero que puede tener consecuencias más desagradables, especialmente si se asciende con rapidez hasta una altura elevada (como se hace al utilizar el teleférico que asciende a Pico Bolívar). Los síntomas del mareo agudo de altura, o mal del páramo, como se le conoce en los Andes, incluyen dolor de cabeza, insomnio (o sensación de sofoco al dormir), vértigo, lentitud en las funciones mentales, respiración acelerada, náuseas y vómitos. El mejor tratamiento para todos ellos es el descanso, beber agua, tomar pastillas contra el mareo y, si fuera necesario, descender a alturas más bajas. En la mayoría de los casos, sin embargo, el cuerpo se aclimata con el tiempo.