Theatre de Soleil

OPCIÓN D
Si usted es un intelectual no podrá dejar París sin ver un espectáculo del Theatre de Soleil de Ariane Mnouchkine (la Mnouchkine, como deberá decir usted para indicar su familiaridad con el tema).
Con un poco de suerte podrá presenciar alguna obra griega como Ifigenia o las Coéforas que de pronto duran unas 6 horas. Eso, en francés. Lo cual equivale a una versión intelectual del tormento del potro medieval .Sin embargo la puesta en escena es espectacular y hay muchos efectos sonoros y de mímica que le pueden hacer olvidar que pasó seis años de su vida creyendo que estaba aprendiendo francés.
Aunque sufra un poco, al menos al volver cuando alguien la pregunte si vio tal o cual cosa (que usted no habrá visto), usted le podrá preguntar si vio la Mnouchkine. Frente a su negativa, mire con profunda pena y dígale con asombro: “Pero entonces es como si no hubieses ido a París”.