Piazza antinori

Buon giorno:
Los dueños de la pensión, lógicamente orgullosos de su ciudad, esperan que ustedes hagan algún comentario entusiasta de su visita de ayer, así que agucen el ingenio y digan algo original como “¡Bello, molto bello!”.
Luego terminen el desayuno y salgan rápidamente para aprovechar el día. Regresen de nuevo a la Piazza de Sta. María Novella, pero esta vez tomen por su extremo sureste hacia la Piazza Antinori que se abre a pocos pasos de allí. Esta Plaza llamada así por el Palacio Antinori, sigue una sabia medida de protección al turista que consiste en llamar las calles y plazas por el nombre del monumento más importante que se asoma sobre ellas.
La fachada, sumamente simple, es parecidísima al Medici que ya vieron o al Strozzi que verán. Se le atribuye a San Gallo, pero podría ser cualquier otro igualmente poco imaginativo.
De allí tomen por la vía Tomabuoni, la calle comercial más elegante de Florencia. Como ya están a una distancia razonable del hotel como para no regresar, es el momento para que usted exclame, palpándose el bolsillo con aire de zozobra:
¡¿Sabes vieja que me olvidé la Tarjeta de Crédito en el hotel?!
Verán, rodeados de comercios carísimos, al Palacio Larderel de 1580 en el N° 16 al Palacio Corsi ocupado por la Banca Commerciale. En el N° 15 verán el palacio de los Della Robbia con su escudo de armas en la esquina. A la izquierda se eleva el PALACIO STROZZI construido por Benedetto daMaianoen 1489. Los anillos de hierro son porta-antorchas. Ahora tomen por la vía degli Strozzi a su derecha no solamente para comprobar que todas las fachadas del Palacio son igualmente aburridas, sino para continuar por otra cuadra hasta la vía de Sassetti, la que tomarán hacia su derecha por otras dos cuadras hasta llegar a la Plaza y Palacio DAVANZATI. Por haber sido construida en el siglo XPV y haber sido coronada con una simpática loggia, presenta un aspecto mucho menos monótono que los de época posterior.