Tiempo Toledo

puente

Como sospecho que usted ya no quiere ver nunca más en su vida ni una iglesia y menos un museo, será mejor que descienda a las orillas del Tajo hasta el precioso PUENTE DE SAN MARTÍN del siglo XIII sostenido por tres arcos árabes.
Aunque naturalmente no es cierto, usted puede fantasear con que allí cerca, en la Cava, se bañaba
Florinda cuando el Rey Rodrigo la sedujo. Si no se acuerda quién era el Rey Rodrigo ni Florinda. no se preocupe: casi nadie se acuerda. Siguiendo la linea de las murallas, que a partir del Puente vuelven a rodear la ciudad, se llega a la antigua Puerta del Cambrón del siglo VII (amargamente reconstruida en un estilo neogreco romano). Luego, siempre bordeando las murallas, tomen por la Cuesta de la Granja, ignoren a su derecha la Diputación Provincial y poco después desemboquen frente a la Puerta de la Bisagra.
Considerando que son las seis de la tarde y que ustedes partieron de este mismo lugar a las ocho de la mañana, esa expresión extasiada de “Ulises viendo a haca luego de no sé cuántos años de corretear por Troya y el mundo” no parece justificarse. De todos modos, aunque estén algo cansados y por más que el circuito intra-muros de la ciudad se hay a acabado, aún les queda por ver lo que les tengo reservado extra-muros.

Plano toledo

santo_tome

Luego de haber observado con indiferencia el Ayuntamiento del siglo XVII, con su repetida fachada clásica, el Palacio Arzobispal y el Tribunal igualmente anodinos, todos
bostezando sobre la Plaza del Ayuntamiento, tomen por la calle de Trinidad hasta la IGLESIA DE SANTO TOMÉ. Esta iglesia del siglo XIV con una bella torre mudejar, es más conocida por albergar “El entierro del Conde de Orgaz” que El Greco pintara en 1584.
El cuadro, además de sus valores plásticos, es un verdadero “quién es quién” de la época (aparecen los dos Covarrubias, el propio El Greco, etc. entre los personajes). Para entrar se paga, como en otros muchos lados que no le previne específicamente para no amargarlo. Pero ya se lo haré notar cuando decidamos sobre qué y a dónde van a cenar. Contorneen la Iglesia por la calle Taller del Moro hasta
la Plaza del Conde sobre el que se abre el PALACIO DE LOS CONDES DE FUENSALIDA del siglo XV.
Se puede visitar el patio y el cuarto con techo artesonado y tapicería flamenca donde murió Isabel, la mujer de Carlos Quinto de parto. Pegado al Palacio está el Taller del Moro, antiguo palacio de los Ayala, más tarde utilizado como taller para las obras de mármol y tallado en general de la Catedral.
La decoración que aún queda es de estilo mudejar y los estucos son típicos del estilo almohade, así como lo son las pequeñas ventanas en forma de herradura.

Provincia Toledo

catedral

Ahora podrán recorrer el exterior de la Catedral sin la cruel tiranía del tiempo.
Empiecen por la fachada principal que da al Oeste. Como notará me acordé de su obsesión por la fotografía, de modo que no se podrá quejar de la posición del sol a esta hora, que realza cada detalle del portal del siglo XV. Verán tres puertas. Al centro la del Perdón con bel lo arco ojival adornado de ángeles, santos y profetas. En el tímpano el infaltable milagro de San Ildefonso.
La Puerta del Infierno está a la izquierda y la del Juicio a la derecha. Entre las puertas, los pilares están ornados de estatuas. Si usted fuese observador y la vista se lo permitiera, se daría cuenta que la parte superior pertenece a una época posterior (siglos XVI y XVII). La cúpula que reemplaza la segunda torre del proyecto original fue diseñada por el hijo de El Greco en el siglo XVII.
Sobre el costado Sur se abren dos puertas: la Puerta Llana adornada con un anacrónico orden jónico del siglo XVIII y la Puerta de los Leones del siglo XV. El costado Este no tiene aberturas y las del Norte están ocultas por el Claustro. Sobre la calle de la Feria se abre la Puerta del Reloj del siglo XIII, modificada en el siglo XIX.
Terminen la visita de la Catedral lanzando epítetos agresivos contra los restauradores del siglo XVIII y sus descendientes hasta la quinta generación.